Cómo Curar El Asma Con 8 Tratamientos Naturales Efectivos

El asma es una enfermedad crónica de los pulmones que inflama y estrecha las vías respiratorias, que causa períodos repetidos de sibilancias, es decir  silbidos al respirar, presión en el pecho, dificultad para respirar y tos. Generalmente  las enfermedades crónicas son enfermedades que duran mucho tiempo.

el asma

Se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias, que varían en severidad y frecuencia de una persona a otra.  Los investigadores han explicado en reiteradas oportunidades que los síntomas pueden sobrevenir varias veces al día o a la semana, y en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche.

Lo primero que usted debe saber, es qué un ataque de asma, lo que ocurre es que el revestimiento de los bronquios se inflama. Esta inflamación provoca que las vías respiratorias se estrechen, con la consecuente disminución del flujo de aire que entra y sale de los pulmones. Entre los síntomas más  recurrentes podemos nombrar: insomnio, fatiga diurna, una disminución de la actividad y absentismo escolar y laboral. La tasa de letalidad del asma es relativamente baja en comparación con otras enfermedades crónicas.

El Asma y sus causas:

el asma

Algunas causas del asma son comunes en la mayoría de las personas que la padecen, pero también hay diferencias individuales. Aunque las causas últimas del asma no se conocen del todo, los factores de riesgo más importantes son productos inhalados, entre los que cabe citar los siguientes:

  • Alérgenos en espacios cerrados:

Por  ejemplo los ácaros del polvo presentes en la ropa de cama, las alfombras y los muebles tapizados, la contaminación y la caspa de los animales domésticos.

  • Alérgenos en espacios exteriores:

En este caso tenemos pólenes y mohos

  • Humo de tabaco y productos químicos irritantes en el lugar de trabajo.

Otros factores desencadenantes pueden ser:

  • Aire frío, una emoción extrema, de enfado o miedo, y el ejercicio físico.
  • En algunas personas el asma puede manifestarse en respuesta a algunos medicamentos como: la aspirina y otros antiinflamatorios no asteroideos.
  • Tratamientos para la hipertensión, algunos problemas cardiacos o la migraña.
  • Asimismo el crecimiento y urbanización de los pueblos y ciudades se ha asociado a un aumento de los casos de asma, pero no está clara la naturaleza exacta de esa relación.

Síntomas principales del asma:

el asma

  • Entre los síntomas que pueden manifestarse en las personas con asma son tos, sibilancias que son  los sonidos semejantes a silbidos que salen del pecho.
  • Sensación de opresión en el pecho y falta de aliento, que es lo que comúnmente se conoce como episodio de asma o ataque de asma.
  • Los síntomas que presenta la persona enferma, pueden ir de leves a graves, cuando esto sucede las vías respiratorias se vuelven tan estrechas que no entra suficiente aire a los pulmones.

Preste mucha atención, te enseñaremos distinguir los síntomas entre aquellos leves, o los que son de emergencia:

Lee también: Cómo Curar La Tuberculosis – 10 Remedios Naturales ¡Efectivos!

Leves:

  • Tos, con o sin esputo.
  • La retracción o tiraje de la piel entre las costillas al respirar.
  • Dificultad para respirar que empeora al realizar ejercicio o actividad y la sibilancias.

Graves:

En cuanto a los síntomas de emergencia, que requieren su visita al especialista te podemos nombrar:

  • Labios y cara de color azulado.
  • Reducción de la lucidez mental.
  • Dificultad respiratoria extrema.
  • Pulso acelerado, ansiedad y sudoración.

Además, pueden ocurrir otros síntomas tales como:

  • Un patrón de respiración anormal, en el cual la exhalación se demora más del doble que la inspiración.
  • Paro respiratorio transitorio.
  • Dolor torácico u opresión en el pecho.

Diagnostico de El Asma:

el asma

 Los primero que hará el especialista es realizarte algunas preguntas que deberás contestar correctamente, para un diagnostico más certeros. Entre las preguntas que realizara el médico se encuentran:

  • ¿Tose o tiene sibilancia en determinadas épocas del año o cuando hace ejercicio?
  • ¿Algún familiar tiene alergias o asma?
  • ¿Qué hace que sus síntomas empeoren?
  • ¿Qué hace que mejoren?

En base a tus respuestas el especialista podrá hacer:

  • Un análisis de la respiración y el uso del espirómetro.
  • Radiografía del tórax.
  • Pruebas de alergia también puede usarse para ayudar en el diagnóstico.
  • La gasometría arterial.
  • Análisis de sangre para medir el conteo de eosinófilos y de la proteína IgE.
  • Pruebas de la función pulmonar y mediciones del flujo máximo.

Una vez diagnosticada la enfermad, la manera más eficaz de tratar el asma pasa por el control de la inflamación de las vías respiratorias y evitar las sustancias que desencadenen los síntomas. En este sentido, es recomendable eludir los pólenes, controlando sus niveles y evitando salir de casa los días con niveles muy elevados.

También es aconsejable disminuir, siempre que sea posible, la presencia de ácaros del polvo; evitar las alfombras, moquetas, cortinas, tapicerías, así como un exceso de objetos decorativos, ya que todos estos elementos acumulan polvo; lavar dos veces por semana la ropa de cama, y usar fundas antiácaros para el colchón y la almohada.

En cuanto a los animales, es bueno evitar el contacto directo. Si en casa vive un animal, impedir que entre en el dormitorio, y lavarlo una vez por semana.

Existen dos clases de medicamentos para el tratamiento del asma:

  • Medicamentos de control para ayudar a prevenir ataques.
  • Medicamentos de alivio rápido (rescate) para uso durante los ataques.

¿Se puede prevenir el asma?

el asma

La prevención del ataque de asma está muy relacionada con su tratamiento. Para evitarlos, hay que evitar los desencadenantes y las sustancias que irritan las vías respiratorias.

  • Usar fundas anti-acaros.
  • Quitar alfombras y tapetes de las habitaciones y pasar el aspirador de forma regular.
  • Usar sólo detergentes y materiales de limpieza sin fragancia en el hogar.
  • Mantener los niveles de humedad bajos.
  • Si una persona es alérgica a un animal que no se puede sacar de la casa, éste debe mantenerse fuera de la habitación. En las salidas de la calefacción, coloque un material de filtro para atrapar la caspa animal.
  • Elimine de la casa el humo del tabaco. Esta es la cosa más importante que una familia puede hacer para ayudar a un hijo con el asma. Fumar fuera de la casa no es suficiente. Los miembros de la familia y visitantes que fuman afuera transportan residuos del humo del tabaco hacia adentro en sus ropas y cabello, lo cual puede desencadenar síntomas de asma.

Tratamiento médico del asma

el asma

Los dos grandes grupos de medicamentos indicados para el asma son los antiinflamatorios y los broncodilatadores.

1.- Antiinflamatorios:

Los más utilizados son los corticoides: Beclometasona, Budesonida, Fluticasona; estos disminuyen la inflamación de los bronquios. Existen formulaciones por vía inhalatoria o por vía oral o intravenosa en caso de reagudizaciones más graves. Otros medicamentos antiinflamatorios son: las cromonas, que se utilizan por vía inhalada  tales como: cromoglicato y nedocromil sódico.

2.- Broncodilatadores:

Se utilizan agonistas beta 2 como: salbutamol, terbutalina, salmeterol y formeterol, anticolinérgicos  así como el bromuro de ipratropio y metilxantinas, y su función consiste en aumentar el diámetro del bronquio. Se administran de forma inhalada (mediante spray), ya que así llega mayor cantidad de fármaco al pulmón, con menos efectos secundarios para el organismo. Existen varios tipos: cartucho presurizado, cámara de inhalación o polvo seco.

3.- Inmunoterapia:

Se usa únicamente en los pacientes sensibles a un alérgeno, en los que no se ha conseguido una respuesta adecuada del asma, a pesar de seguir un tratamiento farmacológico y cumplir unas medidas de evitación apropiados. Se administra en el hospital por personal especializado. El más utilizado actualmente es el Omalizumab.

4.- Antihistamínicos:

No controlan el asma pero sí son útiles para disminuir los síntomas alérgicos como picor en la nariz, estornudos, enrojecimiento de los ojos…

5.- Antagonistas de los receptores de leucotrienos:

Actúan también como antiinflamatorios de la vía respiratoria, inhibiendo la formación de leucotrienos. Son útiles en el asma por ejercicio y aquellos sensibilizados a la aspirina. Destacan el montelukast y zafirlukast.

6.- Termoplástica bronquial:

Se aplica solo a modo de ensayo clínico para casos de muy mal control con fármacos y numerosas agudizaciones. Consiste en aplicar calor controlado y a través de una fibrobroncoscopia para disminuir la hiperreactividad bronquial.

8 Remedios naturales y caseros para curar el asma:

Las personas que padecen de esta enfermedad, se inclinan a padecer episodios en los que se obstruye la respiración. O sea, que durante un ataque de asma, las paredes de las vías respiratorias en los pulmones se hinchan y las vías respiratorias se contraen.

No se debe olvidar que el asma, es una enfermedad que obstaculiza el proceso de la respiración, puede convertirse en una enfermedad crónica de los pulmones que inflama y estrecha las vías respiratorias. Puede afectar a personas de todas las edades, aunque se presenta principalmente durante la infancia. Por lo que te damos la opción de Tratamientos Naturales y Caseros que te ayuden con este padecimiento.

1. Jengibre:

El té de jengibre es una alternativa natural para aliviar el asma, pues posee propiedades broncodilatadores que ayudarán a respirar mejor. Este efecto inhibe una enzima que hace que los músculos de las vías respiratorias se contraigan, y al mismo tiempo activa otra enzima que relaja las vías respiratorias.

2. Cebolla:

Gracias a que posee un flavonoide llamado quercetina, la cebolla ayuda a relajar los bronquios y a disminuir la constricción de las vías respiratorias. Entre sus compuestos, también se encuentra los tiosulfinatos, el cual se le conoce por sus propiedades antiasmáticas.

3. Ajo:

Anteriormente, el ajo era usado como medicamento natural gracias a sus propiedades anti-inflamatorias. De hecho, el extracto de ajo reduce significativamente la inflamación de las vías respiratorias.

4. Jugo de limón:

Ayuda a evitar que la mucosidad se acumule en los bronquios, mejorando la respiración y limpiando el aparato respiratorio de bacterias y gérmenes que dificultan el paso del aire.

5. Miel:

Es un expectorante y antiinflamatorio natural que ayuda a eliminar las flemas. Es útil para sacar el moco que se acumula en las vías respiratorias y bloquea el flujo de aire que podría desencadenarse o agravar un ataque de asma.

6. Ginkgo biloba:

La hoja inhibe una sustancia que se encuentra en los pulmones y provoca la inflamación de las vías respiratorias. Actúa como broncodilatador y reduce la inflamación, por lo que se recomienda tomar dos veces al día una infusión de hojas de Ginkgo biloba.

7. Cúrcuma:

Es una especia con propiedades antiinflamatorias y expectorantes, la cual ayuda a controlar naturalmente el asma. La cúrcuma tiene una acción protectora en el sistema respiratorio.

8. Té verde:

Es una fuente natural de teofilina, la cual es una sustancia con acción broncodilatadora que forma parte de numerosos fármacos usados para el tratamiento del asma. Relaja los músculos que soportan los tubos bronquiales, y se usa para prevenir y tratar el resoplo, la respiración entrecortada y la dificultad para respirar.

Deja un comentario